estrategias de inversion

¿Ahorrar o invertir? ¿Qué es mejor?

¿Ahorrar? ¿Invertir? ¿En qué se diferencian? Seguro que más de una vez te han surgido estas dudas.

Te pregunto: ¿Qué fue primero, el huevo o la gallina? En esa historia hay muchas teorías pero, en ésta, te lo digo con total seguridad: primero es ahorrar.

El ahorro es la base de la economía personal y una vez que lo tenemos, ya podemos invertir.

Pero como siempre te digo, todo ello basado en una buena planificación financiera porque si no sabemos qué queremos conseguir y cuándo, ¿cómo vamos a saber qué hacer con el dinero?

Te cuento con más detalle.

👉 El punto de partida: la planificación financiera

Todo tiene que pasar por una buena planificación. Es la base.

Puede que el término te suene rimbombante pero ¡nada más lejos de la realidad!

Una planificación financiera bien estructurada es aquella que recoge los objetivos financieros que quieres conseguir a corto, medio y largo plazo.

Y ¿cuáles son los objetivos financieros?

Pues por ejemplo comprar una casa, ahorrar para la jubilación, hacer crecer mi dinero, etc.

Puede que la casa te la quieras comprar en un par de años, entonces es un objetivo financiero a corto plazo. El objetivo de ahorrar para la jubilación, si tienes entre 30 y 40 años, claramente es un objetivo financiero a largo plazo.

Todos estos detalles son los que recogen la

👉 ¿Qué es el ahorro?

El ahorro es el dinero que apartamos de nuestros ingresos con el fin de guardarlo para usarlo en el futuro.

Ahorrar es acumular y es lo primero que debemos de hacer, incluso antes de pensar en invertir.

Sin ahorros no podemos invertir.

Y te preguntarás, ¿por qué?

Pues porque lo más importante es vivir con tranquilidad y para ello, primero debemos de tener un fondo de emergencia con el que poder responder ante los imprevistos de la vida.

Estar respaldados económicamente es vital para nuestra salud mental y para no caer en endeudamientos por culpa de imprevistos.

Cuando tenemos nuestro colchoncito cubierto, podemos seguir ahorrando con la mirada puesta en nuestros objetivos, los que definimos en la planificación financiera.

Una vez que ya tenemos el colchón de seguridad, tenemos ahorros y están fijados nuestros objetivos financieros, es el momento de empezar a invertir.

👉 ¿Qué es una inversión?

Invertir es gestionar el dinero ahorrado, ponerlo a trabajar para que consigamos rentabilidad por él.

Vuelvo a insistir. Las inversiones que hagamos se tienen que adaptar a nuestros objetivos financieros.

En toda inversión hay cuatro puntos que tienes que tener claro:

  1. El rendimiento de la inversión, es decir, la rentabilidad que esperamos conseguir. Es importante tener en cuenta que la rentabilidad esperada suele ir vinculada al riesgo de la inversión, aunque hay maneras de diluir ese riesgo. Aun así, debes entender que debemos buscar la máxima rentabilidad para objetivos que estén más a largo plazo, para así evitar posibles vaivenes del mercado que afecten a tu capital en el corto plazo.
  2. El riesgo de la inversión es la incertidumbre de no saber qué rendimientos vamos a obtener por ella. Tanto positivos (que es lo esperado en cualquier inversión) como negativos (lo que nadie quiere pero puede pasar).

    Cada persona tiene una tolerancia al riesgo determinada, pero sobre todo es importante que tengas en cuenta que si tu objetivo financiero está situado en el corto plazo, debes trabajar con el mínimo riesgo posible porque vas a necesitar el dinero en breve.

    En cambio, si tu objetivo financiero está situado a largo plazo (más de 10 años) ahí sí puedes asumir más riesgos porque no necesitas tocar ese dinero en breve.
  3. El tiempo de la inversión, es decir, si va a ser a corto, medio o largo plazo. Las inversiones a largo plazo suelen tener intereses mayores que las inversiones a plazos más cortos, por lo que te he comentado antes del riesgo.
  4. El último punto es la liquidez de la inversión. En otras palabras, con qué rapidez podemos recuperar nuestra inversión y si tiene coste su recuperación en caso de necesitarla antes del tiempo pactado.

Todos estos puntos son los que tienes que tener claro antes de invertir tus ahorros.

👉¿Ahorrar dinero o invertir?

Para que lo veas más claro, comparto contigo esta tabla comparativa entre el ahorro y la inversión.

Ahora se ve mejor, ¿verdad?

👉 Estoy listo, ¡quiero empezar a invertir!

Si ya tienes claro qué es el ahorro, qué es la inversión y cuáles son tus objetivos financieros, es el momento de elegir la herramienta que te va a ayudar a conseguirlo.

Recomiendo que te pongas en manos de asesores financieros profesionales para que evalúen tu caso y te muestren los productos financieros que hay en el mercado, pero sobre todo y lo más importante, los que se ajustan a tu perfil y a tus objetivos.

Si quieres poner tu dinero a trabajar pero no sabes por dónde empezar, aquí estamos para ayudarte.

Reserva tu sesión de planificación financiera gratuita en el calendario de aquí abajo 👇

Elige el día y la hora que más se adapten a ti y nos sentaremos contigo para analizar tu situación financiera personal y ayudarte a sacarle el máximo jugo a tus ahorros😊