errores al invertir

Los errores más comunes al invertir

Por fortuna, la cultura financiera en España está cambiando (poco a poco) y cada vez son más las personas que quieren rentabilizar su dinero y piensan en invertir.

Pero no se puede ir «como pollo sin cabeza» buscando simplemente rentabilidad sin pensar en cómo hacerlo y qué forma es la mejor para conseguir alcanzar tus objetivos financieros.

Si estás en ese punto, déjame que te cuente cuáles son los errores más comunes que cometen las personas a la hora de invertir y cómo evitarlos.

Te invito a seguir leyendo.

👉 Lo primero, ¿qué es una inversión?

Empecemos con la definición:

Invertir es gestionar el dinero ahorrado para conseguir rentabilidad por él.

Pero ¡ojo! Antes de invertir es muy importante que sepas que ahorrar e invertir son dos cosas distintas y que sin un fondo para emergencias con el que estar respaldado ante imprevistos, no se debe invertir.

Es decir, primero tenemos que asegurarnos poder comer todos los días y que si pasa algo, pueda tener dinero suficiente para hacer frente a ese imprevisto. A partir de ahí, ya puedes empezar a pensar en obtener rentabilidad por ese dinero que has acumulado.

Te lo cuento con más detalle.

👉 Los 6 errores que se cometen a la hora de invertir

Comparto contigo los errores más habituales que se cometen cuando se invierte. Sobre todo se dan cuando no hay mucha cultura financiera y no nos ponemos en manos de profesionales.

Aún así, seas experto en la materia o no, es bueno que los conozcas para que tus inversiones sean siempre exitosas.

Los errores que debes evitar son:

 âœ… Pensar en invertir antes de ahorrar

Ahorrar es acumular dinero y es lo primero que debemos de hacer.

Sin ahorros no podemos invertir.

¿Sabes por qué?

Porque lo primero es estar respaldados económicamente y esto lo conseguimos teniendo un fondo de emergencia del que poder tirar ante cualquier imprevisto que nos surja.

Una vez que tenemos el colchón económico de seguridad, tenemos ahorros y están fijados nuestros objetivos financieros, es el momento de pensar en invertir.

 âœ… Invertir por modas sin tener en cuenta tu planificación

Por lo general, todos nos marcamos objetivos en la vida. Sin objetivos no focalizamos, no sabemos a dónde nos queremos dirigir, no sabemos muy bien qué hay que hacer para alcanzarlos, etc.

Pues con las finanzas personales es igual: hay que marcarse unos objetivos y hacer una planificación para conseguirlos.

Por eso desaconsejamos invertir por modas, así sin más, por que lo diga tal conocido o haya salido en televisión. Ninguna de las dos fuentes son expertos en inversión.

Dejarnos arrastrar por las opiniones de otros nos hace invertir por «no perder la oportunidad» comprando en el momento más caro y luego vendemos en el momento menos adecuado, por lo que empezamos a tener pérdidas.

¡Ten siempre en la mente tu planificación!

 âœ… Solo pensar en el corto plazo

Cuando no hacemos una buena planificación financiera y por lo tanto, no tenemos claros los objetivos de nuestras inversiones, se comete el error de invertir sin pensar en cuánto tiempo necesitamos para alcanzar dichos objetivos financieros.

¿Y qué ocurre entonces?

Pues que acabamos invirtiendo en productos a corto plazo, como por ejemplo los depósitos, o peor aún, dejamos el dinero en cuentas corrientes (que no dan ninguna rentabilidad y además el dinero pierde valor por la subida del IPC).

 âœ… Pensar en el producto pero no en el objetivo

En el mercado hay muchos productos financieros interesantes pero si te preguntas «¿cuál debo elegir?«, nuestra respuesta es clara:

Haay que elegir el producto financiero que te ayude a conseguir tus objetivos.

Te lo explico con un ejemplo.

Nadie quiere una hipoteca, sino una casa. La hipoteca es la herramienta (producto financiero) para conseguir la casa. Por eso, una vez que tengo claro cuál es la casa que quiero, busco la mejor hipoteca para ese fin. Pero no al revés.

 âœ… No diversificar

Igual que no se deben poner todos los huevos en la misma cesta, todas nuestras inversiones no deben ir al mismo producto. Hay que diversificar las inversiones.

Al trabajar con varios productos financieros nos garantizamos abarcar todos los plazos de tiempo: tener un producto para el corto plazo, otro para el medio plazo y otro para el largo plazo.

Así diversificamos en el tiempo y en productos financieros que se complementen entre ellos y nos ayuden a conseguir nuestros objetivos.

Y muy importante: a mayor diversificación menor riesgo.

Porque cuantas más opciones utilices para obtener rentabilidad, si alguna de ellas falla, compensas con las otras para mantener tu dinero en las mejores condiciones posibles.

 âœ… No hacer seguimiento a tus inversiones

No basta con hacer un plan de inversiones y olvidarse de él.

Te recomendamos que al menos una vez al año te sientes con tu asesor financiero y reviséis juntos el plan, por si hay que adaptarlo a las circunstancias del mercado, por si hay que cambiarlo a otro que de más rentabilidad o simplemente para hacer balance y llevar un control.

👉 ¿Quieres invertir pero no sabes por dónde empezar?

Si quieres poner tu dinero a trabajar y que te genere rentabilidad pero no sabes muy bien por donde empezar ¡estás en el lugar adecuado!

Reserva tu sesión de planificación financiera gratuita en el calendario de aquí abajo 👇

Elige el día y la hora que más se adapten a ti y nos sentaremos contigo para analizar tu situación financiera personal y ayudarte a sacarle el máximo jugo a tus ahorros😊