Ahorro para la universidad

¿Cómo ahorrar para la universidad de mi hijo? 3 Fórmulas financieras para asegurar su futuro académico

Cuando se es padre existen 2 preocupaciones básicas:

  • Que nuestros hijos crezcan sanos.
  • Que tengan el futuro asegurado.

Y es que, en un entorno cada vez más competitivo, la formación académica es clave para asegurar la estabilidad económica y laboral de nuestros hijos.

El problema viene con el gasto que supone cursar unos estudios universitarios, un desembolso que, si no tienes planificado con antelación, puede resultar demasiado elevado.

Pero tranquilo, porque si te estás preguntando cómo puedes ahorrar para la universidad de tu hijo, en este artículo te explicamos 3 fórmulas financieras para que puedas empezar a ahorrar ya mismo.

Así, podrás asegurar el futuro académico de tus hijos (y de paso, su futuro profesional). 😉

¿Listo? Pues empezamos.

👉 ¿DE VERDAD HACE FALTA AHORRAR PARA PAGAR LA UNIVERSIDAD DE TU HIJO?

Como padres, queremos que cuando llegue el momento, nuestros hijos e hijas puedan estudiar y formarse para que el día mañana tengan una estabilidad profesional y económica que les permita vivir sin problemas. 

Pero para eso, hay que comenzar a ahorrar para la universidad, ya que el coste medio anual de una matrícula universitaria en España es de 1.600 €. 

Multiplica eso por un mínimo de 4 años y verás que el resultado es 6.400 €, que se dice pronto. 

Y esto, suponiendo que se trate de una carrera universitaria de duración normal (4 años), pues luego existen otras carreras más largas como:

  • Medicina.
  • Matemáticas.
  • Ingeniaría.
  • Física.
  • Arquitectura.
  • Etc.

En todos estos estudios, lo normal es que el estudiante tarde entre 5 y 8 años en terminar la carrera, debido al volumen de asignaturas y a la dificultad que entrañan. 

Pero aquí no acaba la cosa, ya que es muy habitual que después de cursar un grado universitario, sea necesario realizar un postgrado para que el estudiante se especialice en un área concreta. 

En definitiva, sumándolo todo, el coste de los estudios universitarios puede resultar elevado. 

Pero no te preocupes, a continuación te explicamos 3 fórmulas para que sepas cómo puedes ahorrar para la universidad de tu hijo a partir de ya mismo.

Toma nota. 😉

👉 3 FÓRMULAS PARA AHORRAR PARA LA UNIVERSIDAD DE TU HIJO

Ahora que conoces el coste medio de unos estudios universitarios, es el momento de ver cómo puedes ahorrar para la universidad de tu hijo sin que te suponga un sobre esfuerzo.

Vamos a ver cuáles son las 3 fórmulas más eficaces.

✅ 1. PREAHORRO

Este método no tiene más misterio:

Preahorrar consiste en comenzar ya mismo a guardar pequeñas cantidades de dinero. Así, cuando tu hijo vaya a la universidad, contarás con la cantidad suficiente para hacer frente a ese gasto.

Eso sí, dado que el plazo de ahorro es largo, conviene comenzar a guardar con mucha antelación

Para ello, solo tienes que:

  • Decidir cuánto quieres a ahorrar cada mes: lo mejor es que elijas una cantidad pequeña. Si, por ejemplo, comienzas a ahorrar 30 euros al mes y tu hijo ahora tiene un año, cuando tenga 18 habrás acumulado 6.480 euros, lo que te permitiría pagarle la carrera con tranquilidad. 
  • Automatizar el ahorro: señala al banco que todos los meses haga una transferencia automática con la cantidad que quieras ahorrar a otra cuenta, una que solo sirva para pagar la universidad de tu hijo (si es una cuenta de ahorro y va rentando, es decir, generando intereses, mejor). 

Así, con pequeños montos cada mes, lograrás casi sin darte cuenta tener el dinero necesario para cuando tu hijo decida ir a la universidad. 😉

✅ 2. INVIERTE EN UN FONDO DE INVERSIÓN

¿Por qué elegir un fondo de inversión?

Porque un fondo de inversión es un producto en el que puedes ir haciendo aportaciones de forma flexible, es decir, cómo y cuándo tú prefieras. 

Las ventajas principales de este producto son:

  • Te permite generar rentabilidad a largo plazo: lo que te puede venir de perlas para hacer frente al gasto de los estudios universitarios.
  • Se puede rescatar en cualquier momento: tributando únicamente en el momento del rescate. 

Pero, ¿cuál es el funcionamiento de los fondos de inversión? Muy sencillo:

  1. El partícipe (en este caso tú mismo) aporta una cantidad periódicamente (mensual, semestral, anual, etc.) en el fondo. 
  2. La sociedad gestora se encarga de invertir ese capital aportado inicialmente, de forma que genere rentabilidad. 
  3. Para que esto suceda así, la entidad depositaria (el banco), debe custodiar el patrimonio del fondo, asegurándose de que toda acción sea siempre en beneficio del partícipe. 

Todo esto, que puede resultar un poco lioso a priori, se resume en que:

Se trata de una forma de invertir dinero con el objetivo de generar intereses, para así poder contar con la cantidad necesaria al comienzo de los estudios de tu hijo. 

Consejo: elige un fondo de inversión de renta variable, ya que este tipo genera mayor rentabilidad cuando la inversión es más exitosa de lo previsto, al contrario de la renta de tipo fijo, que no permite más crecimiento que el pactado en un principio. 

✅ 3. PIAS PARA ASEGURAR EL FUTURO ACADÉMICO DE TU HIJO

¿No sabes lo que es un PIAS? Te lo explico enseguida:

PIAS son las siglas de Plan Individual de Ahorro Sistemático, un instrumento de ahorro que se basa en la aportación periódica de dinero. 

Sus principales características son:

  • Son individuales: solo pueden estar a nombre de una persona. En este caso, el titular debes ser tú (ya que nunca podrá serlo un menor de edad) y disponer del dinero cuando tu hijo comience los estudios.  
  • Asegura el futuro de tu hijo: ya que en caso de fallecimiento, el beneficiario (puede ser tu hijo si así lo indicas) percibirá el saldo que haya ahorrado en el producto en el momento de tu fallecimiento, más un dinero extra en forma de seguro de vida.
  • El dinero está blindado: Todo el dinero que tengas dentro del PIAS es inembargable por ley. Así que da igual si tienes deudas con Hacienda, la Seguridad Social o tu panadero, porque no podrán tocar ese dinero.
  • Gran flexibilidad: esta es la característica más interesante sin duda. Y es que los PIAS son productos muy flexibles que te permiten elegir cuánto vas a ingresar y también cuándo, pudiendo modificar esto en cualquier momento. Incluso te permiten hacer aportaciones extraordinarias, suspender el pago o reanudarlo. 
  • Se puede rescatar en cualquier momento: una vez cumplido el primer año, puedes rescatar el dinero en cualquier momento. También puedes extraer la cantidad que necesites y no necesariamente el total. Esto es muy útil si quieres seguir usando el PIAS para ahorrar una vez que tu hijo empiece la universidad. 

Además, estos productos de ahorro cuentan con unas ventajas fiscales muy interesantes, pues tributan por Rendimientos del Capital Mobiliario (RCM). Es decir, que nunca vas a tener que pagar nada por el dinero que ingreses, únicamente por los beneficios que generes

Si te interesa esta opción y quieres saber más sobre los PIAS, en este artículo te los explico a fondo y con todo detalle

✅ 4. CONSEJO EXTRA: IMPLICA A TUS HIJOS EN EL AHORRO PARA LA UNIVERSIDAD

La educación financiera desde temprana edad, puede ayudarnos a saber gestionar mejor nuestras finanzas de adultos.

Igual que educamos a nuestros hijos para que sepan realizar las tareas de hogar, o puedan desenvolverse en otro idioma, también puede resultar muy beneficioso educarlos en el hábito saludable del ahorro.

Así, cuando crezcan, serán capaces de organizarse de forma eficaz y podrán hacer frente a los gastos que se les presenten. Como por ejemplo, los estudios universitarios.

¿Cómo puedes empezar la educación financiera de tus hijos? Una buena opción es derivando parte del dinero que reciben a la hucha:

  • Paga semanal.
  • Cumpleaños.
  • Comunión.
  • Aguinaldo.
  • Etc.

Lo ideal es que entiendan el porqué de tener que ahorrar una parte y que lo hagan de forma voluntaria. Así, el día de mañana tendrán las herramientas necesarias para gestionar sus propias finanzas e, incluso, para pagar sus propios estudios. 😉

ahorro para la universidad de los hijos

👉 TE AYUDAMOS A ELEGIR LA MEJOR FÓRMULA PARA TI

Ya conoces las 3 fórmulas para ahorrar pensando en el futuro académico de tus hijos. Pero ahora viene la pregunta del millón: ¿cuál elegir?

Para ayudarte a tomar la mejor decisión, Justo aquí debajo tienes un calendario donde puedes reservar una sesión de planificación financiera totalmente gratuita.

Es muy sencillo. Solo tienes que reservar un día, una hora y rellenar tus datos. Así podremos estudiar tu caso y te asesoraremos para que escojas la mejor opción.